Marcos Santoyo Bernal...

san_cue.jpg

 

Ninguna guerra o invasión es justificada

 

En un mundo en donde todos los representantes de las naciones hablan de paz y construir un planeta mejor para todos, se observa en la práctica que no es así. Cada vez es mayor las confrontaciones bélicas entre muchos países por diversas razones, las cuales no se justifican de ninguna manera.

 

A través de la historia nos hemos enterado de las invasiones que han hecho las grandes potencias en contra del resto de los países, esto para controlar la economía, la política y los recursos naturales de éstos. En las últimas décadas, la nación con mayor número de ataques en contra de países que cuentan principalmente con petróleo, ha sido Estados Unidos de Norteamérica.

 

Las principales invasiones llevadas a cabo por los norteamericanos han sido en contra de los siguientes países: Granada en 1983, en la operación Furia Urgente, Panamá en 1989 en la operación Causa Justa, Irak en la operación Tormenta del Desierto en 1990, cabe destacar que esta invasión fue avalada por la propia Organización de las Naciones Unidas, Somalia en 1993 en la operación Serpiente Gótica, Afganistán y Sudan en la operación Alcance Infinito en 1998, en esta invasión se pretendía asesinar a Bin Laden, República Federal de Yugoslavia en la operación Allied Force en 1999, Afganistán con la operación Libertad Duradera después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

 

Las naciones que han padecido últimamente de invasiones gringas son Irak en 2003 que ordenó el presidente de los Estados Unidos George W. Bush, con el nombre de operación Libertad Iraquí, con el pretexto de quitarle a este país las armas de destrucción masiva que supuestamente tenían, las cuales por cierto nunca fueron encontradas, esta invasión se prolongó hasta 2011. En estos años, fue evidente la destrucción de las principales ciudades de este país, así como el asesinato de miles de iraquíes inocentes.

 

La invasión a Libia por parte de Francia y Gran Bretaña con la súper ayuda de los norteamericanos, la cual terminó con el derrocamiento y asesinato de Muamar Gadafi en 2011, el cual fue un incondicional de los norteamericanos,ycomo ya se observó, lo abandonaron cuando ya no les convino a sus intereses, como lo hicieron en su momento con otros presidentes de otras naciones. Así podemos continuar narrando ataques gringos en contra de naciones que su único pecado es tener el tan apreciado petróleo llamado también oro negro. Estas acciones las ha llevado a cabo Estados Unidos sin importarle el asesinar a millones de personas inocentes de todas las edades y géneros, así como destruir ciudades completas en donde existían obras arquitectónicas de gran valor cultural.

 

Por otro lado, con la desaparición del comunismo tuvo mayor presencia el fundamentalismo religioso, el cual ha provocado una serie de enfrentamientos por esta causa, entre los principales países del mundo islámico destacan: Afganistán, Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita, Líbano, Jordania, Azerbaiyán, Pakistán, Kazajistán, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Uzbekistán, Turkmenistán, el Estado de Palestina, entre otros.

 

El más reciente y que se vive en estos momentos es el que protagonizan Israel versus Palestina en la franja de Gaza, el pretexto de esta guerra es el asesinato de tres israelíes por parte de palestinos y la muerte de un niño palestino llevada a cabo por extremistas judíos, los cuales lo quemaron vivo.

 

En estas acciones bélicas están de por medio las grandes potencias mundiales como lo son Estados Unidos de Norteamérica y Rusia, naciones que deberían de utilizar la tecnología para desarrollar este planeta, es decir, construir un mundo con mayor tecnología que ayude al resto de los países a crear más industrias que generen empleos mejor remunerados y de esta manera vivir mejor e ir erradicando poco a poco la extrema pobreza mundial, lo cual permitiría contar con una convivencia más civilizada, con paz y armonía entre todas la naciones, y no destruir por intereses económicos y políticos la casa de todos.

 

En fin, mientras se privilegie el interés económico, político y religioso de un país, se continuará destruyendo y masacrando sociedades inocentes. O como diría mi abuela, la paz mundial sólo se logrará cuando los dirigentes de las grandes potencias se humanicen ¿No lo creen?

 

 

 

 

Marcos Antonio Santoyo Bernal

 

Columnistas

Alertan sobre el incremento de sobrepeso e hipertensión en los jóvenes

CÁMBIA-TE está pensado especialmente en personas que, anteriormente, han intentado alcanzar su peso ideal y no lo han logrado o han sufrido el "rebote", por lo que Reyes Arriaga se enfoca en encontrar la raíz del problema. 
Timeline
Timeline
karcher.jpg