Alejandro Góngora Montejano

gongo_cue.jpg

 

Del Tea Party a las estructuras paralelas electorales

 

La percepción de los mexicanos a cerca del Partido Republicano de los Estados Unidos es bastante negativa, sobre todo por las constantes notas a cerca de como este partido ha frenado importantes reformas en la cámara de representantes hacia los migrantes y hacia la economía de aquel país.

 

Quizá lo nunca hemos analizado como mexicanos es que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), queha marcado la vida institucional y política del país, es igual o más republicano que el mismo partido norte americano, tan criticado por los connacionales;he aquí una sencilla reflexión de cómo enfrentan los retos hacia un escenario electoral cada vez más complejo.

 

En un primer momento hablemos de la génesis e ideologías del Partido Republicano, también conocido:Grand Old Party(El Gran Viejo Partido), que fue fundado en 1856, antes llamado Partido Whig. Este partido, a través de Abraham Lincoln en la presidencia abolió la esclavitud y finiquito la guerra civil. A partir de la segunda guerra mundial  ha sido el impulsor del liberalismo económicollamado por algunos neoliberalismo o libre mercado, así como reducir a un más las empresas públicas hacia empresas de “participación privada”, como plantas energéticas, el sistema de seguridad social, correo público y los ferrocarriles.

 

También ha sido el llamado Partido Progresista, pues de él han emanado Presidentes que cambiaron la historia no solo del vecino país, sino del mundo, como el ya mencionado Lincoln, Rossevelt, Hoover, Ford, Nixon, Reagan y los Bush.

 

En México tenemos una situación similar, desde la creación del Partido Nacional Revolucionario (1929), quese convirtió en el Partido Nacional de la Revolución Mexicana (1938) para finalmente transformarse en el Partido Revolucionario Institucional (1946), mismo que además de serel partido más viejo de la democracia contemporánea mexicana, es el que más años ha durado en el poder de forma ininterrumpida con aproximadamente 70 años en el ejercicio gubernamental, de los cuales también han emanado líderes políticos y “progresistas” que han cambiado la historia de nuestro país, como Lázaro Cárdenas del Río, Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán Valdez, Adolfo López Mateos, Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, los dos últimos dando paso al neoliberalismo sin regulación, sin controles financieros y la privatización de las empresas públicas envueltas en la corrupción.

 

¿Cómo enfrentan sus retos?

 

Ambos partidos enfrentan situaciones complejas en sus respectivas democracias para el siguiente proceso electoral 2015, con una desaprobación del más 50% de los habitantes,  para lo cual han formado estructuras paralelas electorales que les ha permitido imponer candidatos, acercarlos a sociedad, conseguir financiamiento y sobre todo romper con los esquemas estatutarios, ideológicos y de la militancia de sus bases.

 

Para el Partido Republicano la aparición del Tea Party en el 2009 transformó la política republicana y estadounidense en general. Esta agrupación política logra imponer candidatos que no gozan del apoyo y simpatía de los jefes de partido, quienes ven, sin poder hacer nada, como sus candidatos son desplazados y derrotados por advenedizos de las filas del Tea Party. El Tea Party es un fenómeno específico, tal vez reflejo de la pasión de los Estados Unidos por la democracia directa o un vehículo para inyectar dinero a la política y conseguir influencia, o como el receptor de la anti política nutridos por las crisis económicas.

 

Para México la estructura paralela que opero dentro del Partido Revolucionario Institucional en el triunfo del Presidente Peña Nieto fue la agrupación EPN (Expresión Política Nacional) y que formalizó una estructura en todo el territorio nacional, con legisladores, gobernadores y empresarios a fines al proyecto político del ahora presidente y con un financiamiento igual o superior al del PRI.

 

En el Estado de Jalisco, la agrupación política MAS (Movimiento Aristóteles Sandoval) es la que ha operado, y sigue operando de forma evidente y activa en favor de los intereses de sus dirigentes, socavando la militancia partidista y sus estatutos.

 

Estas estructuras tienes retos muy complejos hacia las elecciones del 2015, aún deben enfrentar, un clima muy negativo en la percepción de inseguridad, pues México sigue siendo una carnicería, ya que en el 2013 se registraron mil532 homicidios y en lo que va del 2014, mil350; es decir ni en los años más violentos de la gestión del expresidente Calderón se vio esto, no obstante los secuestros han tenido un incremento, pues en el 2011, año en el que más se registraron durante la gestión de Calderón, se contabilizaron 118, contra 135 en lo que va del 2014 en la gestión del presidente Peña, aunado la estrategia de seguridad fallida en el Estado de Michoacán, donde incluso se nombraron presidentes municipales y un gobernador interino por parte del congreso, sin un solo voto por parte de sus habitantes y carentes de legitimidad política; otro ejemplo es el Estado de Tamaulipas donde parece una dictadura criminal.

 

La falta de crecimiento económico, empleos precarios y las constantes reformas sociales, económicas y energéticas carentes de legitimidad social, sin reglas claras de operación, y que lejos de apoyar las economías populares las asfixia.

 

El voto de castigo a gobernadores que no rinden cuentas ante los excesivos gastos públicos en ocurrencias sin beneficio social, como el gobernador del Estado de Nayarit, la todavía pendiente justicia para los niños y padres de la guardería ABC y el silencio por parte del PRI y del presidente Peña por la discusión del aumento del salario mínimo.

 

En Jalisco la situación es similar, estamos sumergidos en el séptimo lugar en corrupción, según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2013, realizada por el INEGI; somos el quinto Estado que registra más homicidios violentos del 1 de diciembre del 2012 a la fecha, Guadalajara como la décima ciudad más violenta del país con 416 homicidios dolosos; que de 210 Ministerios Públicos que fueron evaluados, 82 reprobaron los exámenes de confianza; que a un mes del arranque del Nuevo Sistema de Justicia Penal no se cuenta con la infraestructura, certificación de los operadores del sistema ni las reformas locales para echarla andar, por lo cual el costo político se elevará.

 

Las constantes manifestaciones de los comerciantes del mercado Corona que no encuentran establecimiento para emplearse, una ciudad que no cuenta con finanzas públicas sanas ni transparentes.

 

Por todo ello las estructuras paralelas electorales tendrán mucho por que trabajar, replantearse estrategias de campaña y posicionamiento de sus candidatos,y losciudadanos tendrán quereplantearse en este proceso electoral si votan por candidatos populistas o candidatos y partidos republicanos sin una verdadera ideología progresista, o se encaminan hacia democracias participativas e incluyentes.

 

 

 

 

Alejandro Góngora

Columnistas

Alertan sobre el incremento de sobrepeso e hipertensión en los jóvenes

CÁMBIA-TE está pensado especialmente en personas que, anteriormente, han intentado alcanzar su peso ideal y no lo han logrado o han sufrido el "rebote", por lo que Reyes Arriaga se enfoca en encontrar la raíz del problema. 
Timeline
Timeline
karcher.jpg